¿Qué es eso de pintar a “Campanilla” y a “Cenicienta” con 65 años?

images_stories_campanilla_dis

Todos hemos visitado Centros de día o Residencias de mayores en alguna ocasión. Y qué emoción se siente cuando alguien te dice: “Ahora llegamos a la Sala de Terapia Ocupacional.

¿Sabéis de lo que hablo, verdad? Una sensación en tu cuerpo que se transforma en un pensamiento: “Tengo ganas de ver lo que hacen aquí”. Radar Terapia Activado. Y todos tus sentidos se abren para poder absorber cada cosa que veas y te guste como idea para tu trabajo.

Entonces abren esa puerta y pasas. Ya estás en Terapia. Te acercas con curiosidad a cada mesa y…te llevas la sorpresa:

¡Hay grupos de mujeres y hombres de avanzada edad coloreando dibujos estilo Disney!

A ver, no es que tenga nada contra este tipo de dibujos, es más: he pasado mi infancia con libros Disney, copiando dibujos, coloreándolos, haciendo figuras de escayola de personajes que me encantaban, construyendo montajes con papel para guardar lapiceros con esta temática. Recuerdo que en algún momento pensé en hacer un pequeño negocio de venta y compra de mis obras (la verdad que todo quedaba monísimo). Así que, me gusta el mundo Disney.¿A quién no?

Nos situamos con un poquito de teoría.

Como terapeutas ocupacionales podemos llevar a cabo un Programa de Creativo, en el que podemos trabajar:

  • Motivando a las personas hacia el descubrimiento de capacidades y habilidades creativas.
  • Facilitando la expresión de emociones.
  • Entrenando diferentes técnicas y materiales como medios de expresión.
  • Mejorando el autoestima, aumentando la motivación y potenciando el aprendizaje de cada persona.

Todo ésto, y otras muchas cosas. Dentro de la organización de un Programa de Creativo hay diferentes actividades. Podemos encajar la actividad: COLOREAR como una de ellas.

Hasta ahí todo bien.

Ahora toca buscar material para la actividad. Y aquí está la clave:

El material tiene que ser adaptado.

Es curioso pero, como terapeutas hablamos de adaptaciones de objetos y a todos se nos ocurren los engrosadores para poder comer, una pelota para poder sujetar un lápiz y otros tantos. Sin embargo, ¿qué pasa con la adaptación de las fichas de dibujos? Parece que en ocasiones se nos olvida algo tan importante y las salas de terapia terminan pareciendo guarderías de niños.

Seguro que algunas personas disfrutan coloreando dibujos Disney, pero ¿qué pasa con las que no? Mucha importancia a técnicas de Orientación a la Realidad, pero ¿les sentamos en una mesa con dibujos para niños? Paradójico pero real.

Dicho esto, os aconsejo que no os olvidéis de preguntar a la persona que hay en la mesa si le apetece pintar dibujos infantiles. En caso de que diga que sí, que le encantan y le parecen preciosos, ¡genial! Darle uno de estos dibujos.

Si dice que no, por suerte hoy en día, hay un sin fin de opciones de láminas de dibujos en Internet para adultos. Recuerdo que hace unos años era muy difícil encontrar material no infantil para colorear y tenías que hacer tus propios dibujos a mano de flores o bodegones (que era lo más socorrido) para que no parecieran de niños.

colorear

color2

En la actualidad las cosas han cambiado, incluso, desde hace un tiempo en España, que los adultos coloreen ¡está de moda!. Y es que colorear relaja y, cuidado…que puede llegar a ser adictivo. Yo misma tengo varios libros para colorear en mi casa, comprados o regalados por alguien que sabe lo que me gustan. Os aconsejo que os compréis alguno para poder sentir lo que hacéis sentir a los demás cuando proponéis este tipo de actividades. Hay una gran variedad, desde los ya conocidos Mandalas, a libros de historias o de paisajes.

Con este gran crecimiento, tenemos a un sólo click, cientos de dibujos para imprimir y usar en tu Programa de Creativo.

Mi conclusión es que, contando con los recursos que todos y todas tenemos hoy en día, creo que es muy importante:

Intentar limitar el uso de material infantil en personas mayores en las salas de Terapia Ocupacional.

El material debe ser adaptado a la persona, a la edad y a la patología. En caso de que se vaya a utilizar este material por cualquier circunstancia, hay que preguntar a la persona antes.

En caso de que mi opinión os parezca algo exagerada, sólo os pido una cosa: Cerrad los ojos e imaginaros con ochenta años, en un centro en el que quizá no quieras estar, sentad@ en una mesa y con un dibujo de “Campanilla” o “Cenicienta” delante vuestro.

No se vosotr@s, pero a mí, personalmente, no me gustaría.

Ejemplo de Actividad Grupal usando la Descripción.

descargaHoy os presentamos una actividad que puede enmarcarse dentro de un Programa de Comunicación para trabajar la expresión escrita.

La actividad consiste en hacer descripciones de un compañero o persona que trabaje en el centro. Esta actividad crea la oportunidad de poder organizar el contenido del pensamiento, utilizando el sistema de escritura para representarlo.

HAZLO TÚ MISM@:

  • Reparte folios tamaño cuartilla a cada participante del grupo.
  • Pide que cada persona piense en un compañero o trabajador del centro.
  • Explica en qué consiste una descripción en líneas generales y da opciones para poder crear contenido: rasgos físicos de la persona, elementos característicos, forma de vestir, carácter, etc.
  • Pide que hagan una descripción de la persona que tengan en mente sin escribir el nombre de ésta.
  • Cada persona tiene que meter su descripción doblada en una caja de cartón que coloque el terapeuta ocupacional en una zona de la sala.
  • Cuando estén todas hechas, el terapeuta mete la mano en la caja y lee cada descripción en voz alta.
  • El grupo tiene que intentar adivinar de quién se está hablando en cada caso.

NOTAS:

  • De una forma dinámica estamos trabajando diferentes aspectos a nivel cognitivo. La información que nos pueden aportar las descripciones realizadas, es muy valiosa: número de palabras, coherencia, orden, organización, contenido, ideas, elección de palabras, fluidez, etc. 
  • Es importante establecer unas normas a la hora de hacer la descripción de forma que el contenido no resulte ofensivo para ningún participante.
  • Comparar descripciones en diferentes momentos de la intervención puede ser un importante indicador de la evolución de la persona.