Click

No me digáis que no estaría genial que tuvieramos opciones como los moviles.

Seguro que haríamos click en la opción silencio para evitar oir cosas que no nos gustan en el trabajo. Usaría muchísimo la opción del brillo para subirme al máximo cuando se cruce alguna nube.
Por supuesto, me conectaría vía bluetooth con la gente con la que mejor me lleve para hacer un cojín de apoyo.
Las redes que usaría tendrían colores como el arco iris porque en entornos con lluvia y sol, es lo que más abunda.
Utilizaría un megafono para recordarme a mí misma que, a pesar de las dificultades y las injusticias, tengo que seguir luchando por lo que creo.
Necesitaría alguna linterna para que me enseñara un poco el camino cuando el cielo esté demasiado cubierto.
Usaría mi paleta de colores para buscar la mezcla adecuada para poder luchar por un mundo más justo.
Para las cosas que no me ayudan utilizaría la opción dormir y desconectaría mi cabeza.
Pondría el modo vibración para que alguien me avisara del tiempo que vamos a tener hoy y, de esa, forma subirme o no el brillo.
El modo avión lo conectaría para viajar en el tiempo y ver desde arriba que,.aunque no lo parezca, las cosas van cambiando lentamente a mejor.
Hoy se me ha ocurrido personalizar mis opciones para que,.cada uno, en nuestro trabajo, seamos.un poquito más felices.

No os olvideis de subir el brillo…
Siempre funciona.

31444861_814380165433764_6609324648381284352_n

No ha sido fácil

Conseguiste que aquel plástico duro tuviera forma de férula. No tiraste la toalla cuando aquel superior ninguneaba tu trabajo. Te defendiste el primer día de contrato en aquel lugar que desconocías por completo. Fuiste capaz de sacarle una sonrisa a quien te contaron que nunca las regalaba. Aprendiste a esquivar golpes que no esperabas de la forma más elegante posible. Mantuviste la calma en aquella situación tan dura hasta que ya no hacía falta mantenerla. Conseguiste que algo cambiara en aquella persona tan difícil. Le enseñaste, sin dudarlo, el camino para retomar las riendas de su vida. No dejaste de insistir hasta que inventaste aquella cosa para que fuera capaz de comer solo. Luchaste en aquel lugar por un trato más justo de tu profesión. Sobreviviste a la impresora rota y al ordenador estropeado. No paraste hasta descubrir qué era lo que de verdad le importaba. Te ganaste el afecto de quien te advirtieron era de piedra. Conseguiste respeto donde no existía. Convertiste la desidia en ganas de cambiar cosas. Luchaste porque las paredes dijeran algo más para todos.

No ha sido fácil.

Pero no me digas que no ha merecido la pena…

Cuánto más lees…

Tengo que reconocer que yo era de las de Bella, pero no porque fuera una princesa Disney, sino porque tenía una canción que me emocionaba al hablar de los libros. Ella era diferente. Quizá por eso consegui rayar aquella cinta de cassette de tanto escucharla…
Si algo he aprendido de los libros es que cuánto más lees, menos crees saber. Dicen que cuando estudias mucho tienes la sensación de que no sabes nada. Yo creo que el cerebro se engaña a sí mismo para que, sin saberlo, consigas superarte.
Me encantaría que la biblioteca de Bestia hubiera estado llena de libros de Terapia.Ocupacional. En ese caso, el cuento no hubiera acabado todavía.

Feliz día del libro.31166377_812761795595601_3846956938071900160_n