Frascos

 

Crecemos dibujando corazones cuando queremos dar forma a la palabra amor. Y esto no es algo nuevo, desde hace mucho tiempo las personas han usado este símbolo para expresar o enfatizar algo que sienten.

Para mí el amor no tiene forma única. El amor está dentro de frascos de diferentes tamaños y figuras. Que seamos capaces de verlo es cuestión de cómo miramos el mundo.

Hay frascos muy pequeños y frágiles, pero con un gran efecto sobre nosotros, que consiguen que nos duela la cara de sonreír y nos enseñan que se podía querer aún más de lo que imaginábamos.
Hay frascos grandes y esponjosos como osos de peluche donde descubrimos lugares secretos en los que desconectar del mundo simplemente apoyando la cabeza en un hombro. Abre bien los ojos porque la vida es experta en camuflar este tipo de frascos. Si los encuentras no los dejes escapar nunca.
Hay otros frascos con siluetas muy abstractas, suelen venir en grupo, y cada uno es diferente a otro, pero todos forman un colchón enorme para evitar el dolor ante una posible caída.

Algunos también tenemos la suerte de encontrar frascos con más de dos patas que nos enseñan que el amor no está reñido con la capacidad de hablar.

Junto a todos estos se enredan los frascos de siempre…los que te acompañan desde el día uno de tu vida o los que tú acompañas desde su día uno. Ambos llevan escrito en su interior tu historia para recordarte quien eres cuando lo necesites oír.

Mi colección, que es muy extensa, incluye una estantería especial de frascos donde se esconden momentos únicos, que me embriagan de vida como contemplar un tono color turquesa en el mar, respirar hondo y escuchar el silencio, o como un atardecer anaranjado con toques morados en un viaje en coche, o escuchar una muy buena noticia. Amo esos instantes.

Todo este abanico de emociones intensas se crea dentro de ti por tu interacción con el mundo.

Y de ahí nace lo que llamamos amor, la mayor fuente de energía y ternura que la vida te va regalar.

Sí aún no has pensado quiénes son tus frascos, es momento de hacerlo.

Feliz día del amor a tod@s.

 
OcupaCreando

AuthorOcupaCreando

Mi nombre es Sandra Martínez Lacoba. Soy Terapeuta Ocupacional con formación especializada en Psicomotricidad en la Escuela Internacional de Psicomotricidad. Master en Terapia Ocupacional Aplicada. Llegué a iniciar los estudios de Grado de Psicología en la UNED durante un par de años, pero lo dejé a un lado para retomarlo en otro momento de mi vida. Desde el año 2004 mi vida ha sido una mezcla de diferentes trabajos empezando en el sector privado y pasando a la Red de Hospitales y Administración Pública. He trabajado en Neurología, Geriatría, Salud Mental, Rehabilitación Física, Intervención Domiciliaria, Psicomotricidad y en Patología Infantil. Durante este tiempo he participado en la coordinación de proyectos, charlas puntuales en Universidades y Jornadas, y he publicado más de un artículo nacional. Tengo que añadir que he sido opositora en mi región durante los últimos años, hasta que en 2020 he conseguido una plaza en la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha que aún no se donde me llevará. Desde hace un tiempo me encargo de la página: www.ocupacreando.com y su página de Facebook con el mismo nombre, donde publico información relacionada con el mundo de la Terapia Ocupacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.