EL VALOR DE LA OCUPACIÓN EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

 

Soy terapeuta ocupacional y llevo días pensando que este virus ha creado un nuevo escenario social donde las ocupaciones nos han ayudado a adaptarnos a una situación desconocida.
Explorar aficiones nuevas o pasadas, dedicar más tiempo a actividades como la cocina o el autocuidado personal, recuperar el uso del móvil para llamar a las personas que queremos sin mirar el reloj, o jugar más tiempo con los más pequeños, son algunas de las cosas que hemos ido modificando en nuestras rutinas estos días.
En nuestra vida diaria usamos las ocupaciones significativas para construirnos como personas. Este proceso nos ayuda a definir nuestra identidad y comprender mejor el mundo que nos rodea.
Nos encontramos en un nuevo «ahora». Un presente digno de un libro de ciencia ficción. La comprensión del mundo en este momento es totalmente diferente a lo que habíamos conocido.
Y, como todos hemos ido comprobando en estos días, nuestras ocupaciones o actividades de la vida diaria se han ido modificando y adaptando a esta novedosa situación para ayudarnos a lidiar con el impacto sobre nuestra salud y bienestar.
El invisible valor de la ocupación en la humanidad es más visible que nunca.

¿Es posible que estemos conectando con nuestra esencia?
¿Es posible que ahora seamos más «nosotros mismos»?

Gracias a Silvia por debatir de estas cosas durante el confinamiento.