No somos números

Me considero afortunada porque tengo ya cierta edad y mis opciones laborales, aunque empezaban a flojear, no estaban agotadas del todo cuando empecé a trabajar en 2004.
Como muchos sabéis, trabajé en el privado durante mis cinco primeros años. Más tarde me “empezaron a llamar” de lo público y me la jugué a hacer contratos de sustituciones.
Ayer consultando mi vida laboral conté un total de 47 contratos sólo en el SESCAM. Muchos de ellos acababan el último día de mes y empezaban el primero del siguiente a través de una llamada a última hora del día anterior.
Mes a mes, y ya veremos qué pasa.
Y cuando se acaba, simplemente no vas y fin.
Lo aceptas.
Hoy reflexionando sobre mi historia ocupacional quiero hacer visible esta realidad.
La realidad de muchos sanitarios del sector público o privado que están ahí dando la talla en primera línea a pesar del miedo.
Necesito que la sociedad sepa que el simple hecho de estar les puede suponer incertidumbre, contratos sin fecha, cambios de domicilio, disponiblidad absoluta, dependencia a una llamada y otros quebraderos de cabeza que dependen de cada situación personal.
Y, claro, dando gracias. Que el sistema no está para quejarse encima de que te llaman y más de un hospital.
Parece que ese concepto de humanizar que tanto se oye por los pasillos desde hace unos años no cuenta con quién va a ocupar el puesto en el sistema.
Eso si se contrata. Porque os voy a decir una cosa: muchos de los terapeutas ocupacionales ni se sustituyen, a no ser que sea algo que vaya a durar un tiempo que consideren lo suficientemente largo o que haya alguien que vea imprescindible la contratación y haga algo…
Por eso hay tan poca oferta para acceder a lo público, porque la lista se mueve poquísimo.
¿No somos necesarios?
La creación de nuevas vacantes en el sistema público suena a ciencia ficción desde hace años y, en el privado, el otro día en un grupo hablaban de “contratos” que no merece la pena ni llamarlos así para las nuevas generaciones.

¿Nos hemos olvidado de cuidar a los que cuidan?
¿Hemos deshumanizado las contrataciones?

No somos números, somos personas.

OcupaCreando

AuthorOcupaCreando

Mi nombre es Sandra Martínez Lacoba. Soy Terapeuta Ocupacional con formación especializada en Psicomotricidad en la Escuela Internacional de Psicomotricidad. Master en Terapia Ocupacional Aplicada. Llegué a iniciar los estudios de Grado de Psicología en la UNED durante un par de años, pero lo dejé a un lado para retomarlo en otro momento de mi vida. Desde el año 2004 mi vida ha sido una mezcla de diferentes trabajos empezando en el sector privado y pasando a la Red de Hospitales y Administración Pública. He trabajado en Neurología, Geriatría, Salud Mental, Rehabilitación Física, Intervención Domiciliaria, Psicomotricidad y en Patología Infantil. Durante este tiempo he participado en la coordinación de proyectos, charlas puntuales en Universidades y Jornadas, y he publicado más de un artículo nacional. Tengo que añadir que he sido opositora en mi región durante los últimos años, hasta que en diciembre 2020 he conseguido firmar una plaza en la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha desde el turno libre de la diplomatura de Terapia Ocupacional y ahora soy Técnica Valoradora de Dependencia. Desde hace un tiempo me encargo de la página: www.ocupacreando.com y su página de Facebook con el mismo nombre, donde publico información relacionada con el mundo de la Terapia Ocupacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.