Y allí estaba yo, presenciando tu cambio.

cropped-IMG_20161003_183746_001-1.jpg

Cada día un poquito más cerca de lo que te aproximaba a ser lo que yo veía en tí.
Porque, a veces, la vida nos hace desdibujarnos entre rutinas y perder nuestra identidad. Dejar de hacer lo que nos hacía felices. Olvidar lo que somos capaces de hacer.
Pero empezaste a creer que podías, y con eso, empezó todo.
Apareció tu sonrisa. El color en tu ropa. Las viejas rutinas. La confianza en lo que eras capaz de hacer.
Y, día tras día, comenzaste a retomar tu vida, adaptándote a lo nuevo.
Y, al final de tu camino, nos despedimos con la certeza de haber conseguido lo que tanto deseabas: tu funcionalidad.

¿Has pensado alguna vez en escribir con tu otra mano?

19990440_693068144231634_5226354521502899734_n

Seguro que piensas que es imposible,¿verdad?…Coger el lápiz con soltura y hacer una letra parecida a la que haces normalmente…¿imposible?

¿Eres consciente de hasta dónde puedes llegar?

Cuando la vida pone obstáculos las personas se sorprenden de hasta dónde consiguieron llegar a pesar de las dificultades.
En algunos casos en los que la mano dominante presenta limitaciones funcionales, los terapeutas ocupacionales aconsejamos y entrenamos la escritura con la otra mano.
La práctica nos hace saber que con un buen entrenamiento cualquier persona sería capaz de aprender a escribir con la mano no dominante.
¿Dónde están tus límites?
Los imposibles pueden ser posibles si los haces de otra forma.

El árbol caído

6bd5d6f1-b2a2-435c-9323-e17ff88f8490

Lo encontré paseando por casualidad. Sentí que deseaba acercarme, pero sin quererlo, el ritmo de mis pasos se hizo más lento.

Dentro de mí una mezcla de curiosidad y temor, lo normal cuando vemos algo diferente.
Me llamó la atención la forma en que las hojas rozaban el suelo y cómo las ramas se dibujaban sobre éstas regalando una forma rocambolesca.
Rodeé la copa del árbol por uno de los lados y encontré algo que me hizo reflexionar.
El tronco del árbol se había partido en dos trozos. Un trozo inerte se separaba del tronco hacia la izquierda. Desde el centro quedaba un corto trozo de tronco del que se rompía hacia la derecha la otra parte del árbol. En ésta parte, la copa seguía verde, a pesar de haberse tronchado-


Aquello me hizo pensar que las personas somos como éste tronco. En algún momento de nuestra vida, por diferentes circunstancias podemos quebrarnos, pero, de alguna manera, encontramos la forma de permanecer vivos.
La esencia de nuestro trabajo como terapeutas ocupacionales consiste en guiar a las personas en la búsqueda de su propia copa verde, aún cuando éstas partan de un árbol caído.

No importa cómo lo hagas, hazlo.

17457955_642019199336529_7963225280529092463_n

Son muchas veces, en las sesiones de Terapia ocupacional, sobre todo en el Área de Rehabilitación, las que alguien te mira, parece que se disculpa por coger algo de otra forma y te dice que sólo lo puede hacer así.

Como si esa forma de hacerlo no fuera correcta…como si fallara.

A estas expresiones, tan frecuentes en los entrenamientos, siempre contesto lo mismo:

-No me importa cómo lo hagas, me interesa que lo hagas.
Busco tu funcionalidad. La tuya, la que te hace unic@.

Y, es que, en terapia, como en la vida, parece que sólo hay una forma de hacer las cosas, un tiempo establecido para llevarlas a cabo y una estética marcada para que los gestos se vean bonitos.

Para eso estamos nosotr@s, para cambiar tendencias y explicar al mundo que no hay que quedarse en lo superficial de las formas ni de los gestos, que no existe una forma única de desempeño para todos.

Hay que explotar la funcionalidad personal, única y propia, resulte como resulte, para llegar muy lejos.

Enseñemos que la mejor forma de hacer las cosas nace de nosotros mismos.

#reflexionesTO #explotarfuncionalidad #hazlo#lomejorerestú

Ya somos 15.000. Gracias.

cropped-blocks-1.jpg

He conocido a muchos tipos de personas. Una mañana pensé que casi todos los perfiles podían englobarse en dos grupos:

– Con pasión.
– Sin pasión.

Cuando digo que llevo una página hay personas que abren sus ojos un poco más y se interesan por saber qué contenidos hay y cómo se hacen las cosas.
Luego está la gente que dice: ‘Vaya necesidad» «Pues sí que tienes tiempo libre» «Lo haces por conseguir likes» «No recibes nada a cambio, no lo entiendo»…por lo general suelen ser menos.

Y yo me pregunto, en un mundo lleno de pasiones para elegir,
¿por qué no apasionarte por tu profesión y hacer las cosas porque te gusta hacerlas?

Nadie se plantea que no existan apasionados del fútbol, de la moda, de los coches y de los animales que dediquen tiempo a sus pasiones porque les gustan.

Pero que te apasione tu trabajo no se entiende igual…

Pues sí, hay personas que hacemos cosas para compartir y con mucho amor y nos hace ilusión que llegue a otras personas y les pueda servir de ayuda y de motivación en algún momento.

Si se me ocurre, ¿por qué no compartirlo?

Y así nació ocupaCreando, con ilusión, motivación, constancia y ganas de hacer llegar la pasión que yo siento por la Terapia Ocupacional a las personas que lo deseen.

Y empezamos por cien diciendo:
¡ya somos cien, no me lo creo!

Y ahora…somos más de 15.000.

Quiero dar las gracias a todos las personas con pasión que hay al otro lado.

Gracias por creer en este proyecto y hacer que todo tenga sentido.

Que vivan las pasiones y que viva la T.O.

#lavidasinpasiónnoesvida #somos15000#pasionporlaTO #súbetealavidaconpasión#nomelocreosomos15000