Cada gesto cuenta

Lo que he visto estos últimos días en la sociedad no deja de sorprenderme.
¿Qué pasa por la cabeza de la gente para hacer una fiesta sin mascarillas de más de 200 personas?
¿Qué pasa por la cabeza de un camarero que sale a servir con las mascarilla mal puesta e, incluso, se atreve a silbar haciendo la gracias mientras el resto de las mesas se ríen?
¿Qué pasa por la cabeza de una señora a la que dicen que no puede acceder a la playa y contesta de malas formas?
¿Qué pasa por la cabeza de esa persona que te dice que, si no tienes el covid, se quita la mascarilla y se queda tan tranquila?
¿Qué pasa por la cabeza de esa gente que sigue metiendo los dedos en los platos de aceitunas o golosinas?
¿Qué pasa por la cabeza de esa gente que se toca la mascarilla por fuera y se la baja para rascarse la nariz?
¿Qué pasa con esa gente que piensa que su familia no tiene el covid y, directamente, no se ponen la mascarilla en casa?
¿Compartir vasos? ¿Compartir toallas?
¿Compartir cubiertos?
¿Cortar el pan con la mano?
¿Colocar la mascarilla en la mesa?
¿No lavarse las manos?
Puede que como observadores de lo cotidiano nos demos cuenta de más fallos en los gestos diarios del resto de personas.
También es posible que al ser profesionales socio-sanitarios enfundados en capas protectoras y pantallas a 40 grados en verano nos haya aumentado el nivel de conciencia.
Quizás.
Estos gestos tan rutinarios basados en nuestro aprendizaje ocupacional pasado necesitan modificarse con un nuevo aprendizaje.
Si no existe una verdadera voluntad en modificar estos gestos, nunca se cambiarán, es más, irán a peor, porque directamente nos olvidamos de que el COVID sigue ahí y dejamos de ser conscientes del peligro.
Nuestro cuerpo, por defecto, busca el acto automático. Debemos frenarlo, pensar y modificarlo.
Viendo todo lo que veo, no me extraña que hayamos vuelto e esta situación.
Y, como siempre, pagamos justos por pecadores, sin abrazos, sin viajes y cansados.
 
 

AuthorOcupaCreando

Mi nombre es Sandra Martínez Lacoba. Soy Terapeuta Ocupacional con formación especializada en Psicomotricidad en la Escuela Internacional de Psicomotricidad. Master en Terapia Ocupacional Aplicada. Técnico especialista en Atención Temprana. Llegué a iniciar los estudios de Grado de Psicología en la UNED durante un par de años, pero lo dejé a un lado para retomarlo en otro momento de mi vida. A estas alturas llevo a mis espaldas muchas horas de formación. Desde el año 2004 mi vida ha sido una mezcla de diferentes trabajos empezando en el sector privado y pasando a la Red de Hospitales y Administración Pública. He trabajado en Neurología, Geriatría, Salud Mental, Rehabilitación Física, Intervención Domiciliaria, Psicomotricidad y en Patología Infantil. Durante este tiempo he participado en la coordinación de proyectos, charlas puntuales en Universidades y Jornadas, y he publicado más de un artículo nacional. Tengo que añadir que he sido opositora en mi región durante los últimos años, hasta que en diciembre 2020 conseguí firmar mi primera plaza en la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha de valoradora de dependencia. Tras esto tuve la suerte de tomar también posesión en el SESCAM. A finales de 2023 tomé una decisión importante y abandoné el SESCAM para incorporarme de Estimuladora en el Servicio de Atención Temprana del Centro Base de la Junta, lugar que me ha enamorado desde el primer día. Desde hace ocho años me encargo de la página: www.ocupacreando.com y mi página de Facebook, con 25K seguidores, y de Instagram con 5K con el mismo nombre, donde publico información relacionada con el mundo de la Terapia Ocupacional. También puedes verme en mi canal de YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.